domingo, 26 de diciembre de 2010

Déjà vu


Lo extraordinariamente genial que es mirar el suelo conforme se camina, y viajar en el tiempo en cada paso. Un paso, y viajar 3 meses adelante, planeando la vida a corto plazo. Otro paso, encontrar dibujos de tizas de colores, y volver 15 años atrás, recordar el niño que fuimos, y que seguimos llevando dentro y sacamos de vez en cuando. Saltar, recordar, imaginar y soñar, siempre soñar.

Por fin vuelvo a andar por aquí, sentarme un poco a descansar y recordar todo lo que he andado en poco tiempo. Hace un mes no caminaba nada, por tener montañas de apuntes que me paraban los pies por poco tiempo, para ayudarme a seguir caminando en un futuro. Hace dos semanas, estaba apoyando los pies en las (nada cómodas) mesas de la facultad, pisando hojas de exámenes y cálculos de momentos flectores. Hace una semana, no estaba caminando, estaba aplastando las nubes, volando hacia reencuentros geniales y muy esperados, hacia nuevas aventuras con la mejor de las compañías. Hace tres días estaba reuniendo pares de pies alrededor de una mesa llena de comida y risas. Hace dos días pisaba arquitectura islámica improvisando un paseo turista muy apetecible, tan apetecible como todo lo que inventamos. Hace un día, estaba reposando los pies en el sofá de casa, con la familia cerca y los amigos esperando para reunirnos otro rato más. Hace unas horas me tumbaba a soñar, como casi todo el tiempo, y a sonreír imaginando...
Hace una hora me calentaba los pies en el brasero mientras pensaba como explicar en estas líneas mil cosas que he vivido, y he descubierto que es sumamente difícil contar con pocas palabras los miles de sentimientos que se pueden vivir en un corto período de tiempo, pero que es sumamente fácil que imaginéis exactamente a que me refiero, porque todos lo hemos sentido así en algún momento de nuestras vidas.

Hace unos minutos, miraba fotografías y pensaba lo extraordinariamente genial que es mirar el suelo conforme se camina, y viajar en el tiempo en cada paso. Un paso, y viajar 3 meses adelante, planeando la vida a corto plazo. Otro paso, encontrar dibujos de tizas de colores, y volver 15 años atrás, recordar el niño que fuimos, y que seguimos llevando dentro y sacamos de vez en cuando. Saltar, recordar, imaginar y soñar, siempre soñar.



Besos,