viernes, 29 de noviembre de 2013

Aquí estamos de pie


                                               

No tengo palabras. Hoy sólo siento, dejo que el latido del corazón retumbe hasta marcar el paso de algún caminante casual dos calles, o quizás dos ciudades más allá. Se apodera de mí ese remolino que agita desbocado todo mi ser y me encantaría gritar a los cuatro vientos la verdad del ahora, del momento que estamos viviendo. Y sacar a relucir la más viva realidad, que algunos magos son ogros, la familia es quién está ahí siempre, que lo que cuenta es la historia y no los títulos, que el camino lo marcan los pasos que das, los elijas o no.

Al igual, mi realidad está marcada, hoy más que nunca, por los sueños que no puedo parar de inventar. Y entonces dibujo un par de huellas con miles de estrellas, y pido un millón de deseos por cada trazo que mis dedos sueltan. Así, soy consciente de la más profunda oscuridad, la tomo como un lienzo y trazo un sendero, y luego otro...y al unirlos, invento el laberinto de las respuestas. 

Esto es, siempre buscaremos y buscaremos el porqué en nuestros senderos, pero igualmente sonreiremos pues, en el camino que no parece tener fin, los sueños salpican de los colores más vivos el alma, y la hacen volar...mostrando que no hay respuesta en el final, pues las respuestas son al fin y al cabo, el caminar.

                                                                                                                http://youtu.be/DkFJE8ZdeG8


Besos,