miércoles, 26 de diciembre de 2012

La banda sonora de mis tacones



Cuántas noches sueño tras sueño, cuántos sueños noche tras noche. Con la luna alta renacen los sueños, las distancias cortas, el saludo entre aquellas estrellas y tu mirada. Las palabras prohibidas se gritan desde cada rincón de mi cuerpo y mi camino alcanza dimensiones insospechadas. Anoche viajé al centro del universo y era música, hace tres días pisoteaba charcos de agua donde se reflejaban las nubes, y casi cada noche suena la banda sonora de mis tacones, esa que hace que mi cuerpo se mueva al son más intenso jamás escuchado.

Nunca jamás me desees dulces sueños, ven y baila conmigo hasta que mis tacones dejen de marcar la noción del tiempo y caigan rendidos en tu suelo, mi cuerpo siga danzando al ritmo que marquen tus dedos y el dulzor se derrame en mi almohada dando sabor a las fantasías más intensas.

Y que el mundo siempre se quede corto para bailar...


Besos,

sábado, 24 de noviembre de 2012

Dame la mano y demos la vuelta al mundo


A veces ser una bruja y volar por encima del camino. Aterrizar en la curva de tu hombro y dejar de caminar...para bailar(te). Disfrutar de la música al son de nuestros cuerpos, de la tinta que dibuja en tu espalda el camino de la yema de mis dedos, el tatuaje que en mi piel pinta una diana para tu lengua...

Portarnos mal y bailar tan bien como sabe el desayunarte ardiente. Usar las piernas para mucho más que caminar, y dar la vuelta al mundo desde la cama a través de esas miradas...y resbalarme por tu sonrisa mientras mi piel se derrite en tu paladar.

Soñar(te) es el más caluroso verano en medio del invierno. Ven ya y convierte mi habitación en una noche de agosto...atrévete.


Besos,


lunes, 29 de octubre de 2012



Puedes caminar por la misma avenida cada día, cruzarte con las mismas personas, pisar las baldosas solo del mismo color y comprar el pan en la tienda de la esquina, unos días si, otros no. Puede que tu vecino, aquel viejito entrañable que pasa las horas en la puerta de su casa, tan vieja como él, conozca la vida de la vecina soltera de enfrente, de la familia del bloque de la esquina, y alguna que otra más.

Viajas cada mes, o cada año, o solo viajas en sueños...pero alguna vez en la vida, saltaremos del camino de la rutina, tan odiada a veces como añorada, y pisaremos por la senda de lo desconocido. Entonces tu paladar saboreará el placer del detalle, la piel se erizará y el alma volará casi a la misma velocidad que la imaginación, y la avenida por la que caminas siempre se convertirá en una trama de callejuelas en las que perderse, el suelo se volverá un arco iris y las nubes el camino del ensueño que habita la mente en tal recorrido...

Y de repente encuentras que el mundo es un mapa infinito en el que dibujar la senda, que cada continente tiene cientos de países con millones de ciudades, con infinitos callejones donde ver reflejado el pequeño rayo de sol en el cristal de la casa de un hombre que desde su puerta observa la ventana de su vecina; calles llenas de pisadas, de piedras con formas de corazón coloreadas por aquel que jamás cruzaste en tu camino, pero que casualmente conoce a la chica que unos días si, otros no, te vendió el pan en la tienda de la esquina.

Cada día de nuestra rutina trae pequeñas sorpresas que van haciendo cada vez más grande el camino que recorrer. Así que camina, sueña y viaja...recorre cada esquina, cada callejuela, busca el corazón en el camino y sonríe a cada persona que se cruce en él, quizás mañana encuentre el mismo amor en las piedras de tu senda, o aprenda a viajar por el mundo sin dejar de pisar cada día la misma avenida.




Besos,

martes, 23 de octubre de 2012

Sueña mi alma que es música



Ayer soñé, que el camino era música. Que no era andar sino bailar, y hacer el amor tenía un tempo infinito y maravilloso...ayer soñé que mi cuerpo era instrumento, y creaba melodías mientras andaba de un lado a otro, de ciudad en ciudad.

Los sueños entonces sonaban a melodías africanas, ritmos brasileños. El camino reggae entonaba, porque no sabré nunca qué es lo que tiene, que a todo el mundo le va...y el cuerpo a la vez que avanzaba no paraba de bailar, de fusionar el camino con la danza, la música con el caminar. Y entonces el éxtasis explotó....

..explotó en los cientos de almas conquistadoras del samba en el sur, explotó en el centro a ritmo de funky, de samba fusión que zumba cada cerebro, que despierta el cuerpo; siguió explotando cada día hasta el siguiente reencuentro...hasta conseguir un cocktail brutal de ritmos profundos, que no son ritmos sino el latir de un alma, que vive en cientos de cuerpos, cientos de instrumentos.

Ayer soñé que el amor salía por cada poro de mi piel, que un solo instante puede ser tan breve que se convierta en infinito, y se transforme en canción para mis oídos, para los tuyos...vaivén de caderas que dan vida, que quitan sueño y que bailan en el mismísimo cielo...cielo con sabor a brasil.

Y si, al igual que yo, soñaste bailar en lugar de caminar, cierra los ojos esta noche, y sigue soñando...sueña porque el mañana sea un nuevo encuentro aquí o allá, porque nuestros cuerpos se fusionen igual que instrumentos crean las melodías que nos dan vida.  Sueña porque al caminar descubramos el común de nuestras almas, nuestra música suene sólo a gloria, y el mañana sea un baile entre tú y yo...



Besos,

jueves, 6 de septiembre de 2012

Camino de deseos



Que los versos se me escapan de los labios segundo tras segundo, se apropian de tu ser y escriben las mejores melodías para mi camino...

No existen las nubes hasta que llenas mis oídos y entonces, ya no es caminar sino volar, y no escuchar nada que no valga la pena. Mi cuerpo baila a tu son y tu vaivén es tan textual...
Ritmos pausados o la velocidad sin frenesí, y al final da igual el ritmo porque siempre caminas al mismo tiempo que mis caderas se deslizan en el aire buscando seguirte...y es que no puedo dar un paso más sin gritar al mundo que no puedo vivir sin ti....

...Música



Y el camino de septiembre lleva al paraíso califal de Alsambalus...y mis pies van directos al éxtasis.


Besos,


domingo, 22 de julio de 2012

Escuchen los pasos que vienen...



No siempre cuando se camina se va mirando los pies, en ocasiones, se lleva la cabeza bien alta. No es el caso del presidente del gobierno que tenemos hoy día en España. Tampoco de ninguno de los miembros del mismo, o de la gran mayoría de farsantes que se dedican a la política que a día de hoy está acabando con el futuro por el que lucharon nuestros antepasados.

Sí que es el caso, por el contrario, de muchos trabajadores a los que les ha sido arrebatado su trabajo, el jornal por el que tanto han luchado día a día. Que nunca bajen su cabeza. También es el caso de todos los jubilados que después de trabajar tantos años y merecer un descanso pacífico, ven como tienen que vigilar que la gripe ni les roce por miedo a no poder pagar ni una aspirina. Que se sientan orgullosos de lo vivido.

También es el caso del médico, que tras haber estudiado años y años, se ve en la calle, o sin la posibilidad de seguir salvando vidas porque no tienen un puesto de trabajo para él, o este gobierno no se encarga de pagar una clínica para que así pueda ayudar, a aquel bombero, que se vio atrapado en un incendio y acabó herido; aunque quizás no hubiese llegado hasta ahí, si tampoco hubiesen recortado a los que nos salvan las vidas y hubiese personas suficientes para atender las urgencias, los incendios que nos asolan...y así nuestros bosques no estarían tan negros como están este verano, tan negros como el futuro que están tejiendo para todos nosotros.

Pero con la cabeza bien alta, podremos ver algún rayo de sol entre tanta nube, podremos intentar parar tanto pisotón de unos pocos ricos que intentan empobrecer a la mayoría. Con la mirada al cielo leeremos las frases de ánimo a los mineros que salieron de los más hondo de la tierra a luchar por lo que nos da la vida a todos, veremos con claridad todas las manos alzadas pidiendo justicia, pidiendo paz para los atormentados y no más robo de lo que nos pertenece por derecho, no más violación de nuestra dignidad.

Con la cabeza bien alta avanzaremos juntos llenando todas y cada una de las calles de este país, hasta conseguir echar a quien nos quiere encerrar por siempre, y llegar al fin a caminar libres.


Y tantos daños que no quise hoy nombrar, tantas brutalidades que han hecho como si nada fuese a pasar...que solo puedo soñar con encontrar el camino a un mundo de verdad, justo.



Besos,

sábado, 21 de julio de 2012

Bailas?



Y rumbo al Alrumbo me perdí en el Sur sin perder tu Norte. Bailé sobre olas azules olor a plástico y cerveza, saboreé la música desde el amanecer hasta el siguiente sol, soñé sobre granos de arena y dejé al Sol quedarse a vivir en mi piel.

Los pies más sucios son los más bailados, y los que más limpios quedan cuando al sentarme a la orilla del mar iba imaginando canción por canción dejando una sonrisa clavada en el alma, con un largo camino con banda sonora.

Que vengan mil conciertos y canciones nuevas por descubrir, que nazcan tantos buenos grupos como estrellas iluminan el cielo de mi terraza, que contemplo cada noche volviendo a cantar una y otra de las canciones que un fin de semana cualquiera me hicieron saltar hasta tocar las nubes; que la música siga dándome tanta vida como camino por andar...



Besos,

jueves, 14 de junio de 2012

Bailemos mañana un poquito más que hoy

                                                                                                      Fotografía: Julio Alcocer

No me gusta empezar a dibujar sin terminar, no borro lo escrito, lo reordeno; no puedo dejar de aprender escuchando, no quiero bailar sola.

El estilo de mis zapatos cambia según el país en el que sueñe que ando. Y cuando los sueños no llevan peaje me encanta ver que Venezuela hace frontera con Guinea Conakry, y están al lado de Córdoba. Y es que no hay sol que tanto ilumine que unos ojos hablando a la vez que tus manos cercanas a un tambor, dando vida a este corazón.

Disfrutar de la música es fácil, todos lo hacemos a lo largo del día al menos unos minutos. Sentirla correr por las venas es vivir, es ritmo en cada paso día a día, es dormir con banda sonora, y pasar noches en vela, danzando junto a ti...y ver que el lucero del alba es tu voz susurrando al oído las más lindas melodías.

Que no deje África de sonar tan cerca de mi piel, que no falte nunca Brasil en mis venas, que el resto de las músicas del mundo no dejen de formar parte del último poro de mi piel, de mi alma. Y que no dejéis nunca de mostrarme la vida a través de los oídos, de la mirada, del tacto...del corazón.

El mundo es demasiado grande para dejar de caminar, pienso seguir bailando en el camino, sintiéndolo bajo nuestros pies, cada vez más intenso..



Besos,

jueves, 17 de mayo de 2012

Feliz aniversario



Desde hace unos días, cuando camino por mi casa ando con más cuidado del que tengo de costumbre, pues tengo un lindo gatito. Un rubio con ojos azules, y eso que yo siempre he sido más de morenos, este lo único que consigue arrancarle a todo el que se cruza con él son mojigangas y caras que dicen cuan adorable es.

Se preocupa de dormir, a ser posible apoyado en mis piernas, de jugar con el filo de mis vestidos, y de comer siempre que pueda. No sabe que millones de personas en España cada día luchan por un sitio en el que dormir caliente y comida para su familia. Algo que ya tuvieron y que poco a poco se les está arrebatando.

Esta preciosura se llama Samba, y aunque tenga un nombre bonito, no sabe contestar cuando le preguntan por su nombre. A los antidisturbios de este país les pasa algo parecido, sólo que ellos en vez de no saber, no quieren contestar.

Él no sale a caminar conmigo a la calle, le gusta jugar en la terraza cuando el suelo está caliente por el sol, pero siempre anda por casa, eso sí, nadie le obliga, puede salir a pasear cuando quiera, aunque aun es pequeñito y prefiere que le cuiden. Al parecer es más fácil que mi gato decida cuando salir a caminar tranquilamente por la calle, que cualquiera de las personas indignadas con este chiste de país que tenemos hoy en día.

No te quejes, no te manifiestes, no estés en la calle a partir de las diez de la noche...! Eso sí, esto sigue siendo una democracia y no te atrevas a llamarla de otra manera, pues te identificarán y te sacarán los cuartos, los últimos que te queden. Si te cruzas con ellos de vuelta a casa, te detendrán y te tratarán como un terrorista, pero nuestra querida delegada del gobierno en Madrid, defenderá la impecable e impoluta actuación policial. Sin pestañear.

Y cada viernes, seguirán recortando lo inrrecortable, mientras ellos siguen cobrando lo que daría de comer a diez familias. Cuando hoy en día, un sueldo que antes mantenía a una familia tiene que mantener a tres. Y a la iglesia ni tocarla, puesto que ahora según nuestro gobierno, las enfermedades que antes curaban los tratamientos de la sanidad pública, ahora desaparecerán con padresnuestros y avemarías, por arte de magia oiga!

Es divertido tener un gatito en casa, son inteligentes, juguetones, dan compañia, investigan cada rincón que encuentran, cualquier sombra, cualquier movimiento, y escuchan, a veces hasta hacen caso. El gobierno de este país solo se parece a mi precioso gato en lo de jugar...pero no con un cascabel, sino con la sociedad, con la juventud más preparada y sin futuro, con las miles de familias sin recursos.

Habrá hueco aun así, en el futuro, para todos aquellos que hoy sufren la represión de este gobierno, de los bancos. Habrá esperanza porque ellos caminan día a día, despacio y con buena letra hacia un futuro libre de grandes represores.

Que estén siempre las calles a reventar. Nadie nos podrá parar.


Besos,


sábado, 7 de abril de 2012

Primavera, que el andar acelera



Pues ya está aquí la primavera. Primavera lluviosa, primavera que está haciendo que camiones vuelen entre tornados en Norteamérica. Aunque no nos importa, que llueva, pues todos queremos un campo verde del que disfrutar.

 Y así poder disfrutar del verde campo, del sonido de la nada, del sonido del agua al caer o del pájaro carpintero. Del olor a tierra, olor a limpio, a aire fresco. Volar, subir y bajar piedras, usar ramas de árboles para avanzar, saltar el arroyo, mirar bichos.
 Soñar, evadirse y pensar que el mundo es mejor de lo que parece, mejor dicho, mejor de aquello en que lo hemos convertido.

 Disfrutar de los colores más que vivos, de la vida palpitante en la planta de los pies. Escapar de todo y soñar que ahí fuera habrá algo que cuide de nuestras almas, que haga que el amor sea lo único que fluya entre nosotros...

 Y solo sueño con la primavera, con que a todos os altere la primavera, sueño con soñar entre nubes y árboles, sueño con respirar aire fresco y tu aroma bien cerca, que se confunda con el olor de las flores. Sueño con fundirme con el paraíso y dejar que el amor corra por mis venas, al igual que el agua corre por el bejarano...




Besos,

sábado, 17 de marzo de 2012

Los mejores pasos, los no enumerados


Pasa el tiempo sin darnos cuenta. Pasan los días y pasan los momentos...Hacemos listas. Continuamente hacemos listas, cogemos un papel y empezamos a enumerar pensando en los días que vendrán. Y antes de acabar la lista los días pasan y no te enteras. Hacemos la lista de la compra, para olvidarnos de los limones, del azúcar o de la sal. La lista de propósitos a cumplir, que a menudo coincide con la lista de cosas que debería haber hecho este año.

Las peores listas son las que no nos dejan que borremos. La lista del partido político candidato a las elecciones, la lista de turno, aunque de estas siempre hay más de una, y también muchos listos, y la gran mayoría casualmente aparecen en las listas políticas...

La lista de recuerdos a borrar, aquella que lo único que permite borrar es el lápiz del papel...
Los recuerdos no van escritos en listas, van grabados en la mente, y no deberíamos borrarlos aunque a veces creamos que si, porque ellos de alguna manera escribieron entonces como serían nuestros pasos hoy.

La vida es un sueño, tan palpable y real como efímero a la vez, que no se puede escribir, no podemos enumerar día tras día...no podemos predecir jamás el mañana ni borrar el ayer, porque todo en conjunto dibuja en nuestro camino, el hoy. Y mañana, será el hoy en el que recuerde lo que ayer, que hoy es, disfruté, y entonces...volveré a regalarte una sonrisa al cruzarte en mi camino.




...y la única lista que escribiré será la de momentos a saborear, con la punta de mis dedos sobre el cielo estrellado, y donde escribiré tu nombre solo si tus pies bailan tan cerca de mi que seamos solo uno...





Besos,

viernes, 3 de febrero de 2012

E o maracatu avisa



Eh! que el camino sigue y sigue, que nunca va a parar, escriba las palabras que lo narran o no; que a veces la conexión a internet es tan lenta que es mejor que el camino se describa por si solo, mediante olores, movimientos, mediante sonidos...mediante nuestros sueños.

He estado en Sevilla, en Granada, en Zaragoza, en Burgos, en Cáceres, Badajoz, Huelva, Jaén, Huesca, Valladolid, Italia, en cientos de pueblos.., he estado en Budapest...pero no había estado en Madrid capital. Señoras y señores, hasta el último fin de semana había estado recorriendo cientos de kilómetros sin haber pasado por el km 0. Y una vez visitado, es como empezar de nuevo...

No me refiero a la ciudad, aun me queda volver cientos de veces para conocerla, porque el camino no acaba pero el tiempo corre tan rápido que entre ton y son, no crucé ni la puerta del sol, aunque no me arrepiento, pues me jugaría una y mil veces la sonrisa a que seguirá allí quieta esperando a que la visite la próxima vez que vuelva, porque volveré...
..volveré porque, si cada día de cada viaje fuese sólo la décima parte de intenso que este fin de semana estaría viajando extasiada toda mi vida.

Una expedición de altos vuelos, porque de la sala Caracol subí a las nubes donde sólo suena la mejor de las músicas, y no se para de bailar. Que Brasil cabe en una sala madrileña y 500 personas, aunque parezca mentira...también. Y eso, no se cuenta con palabras, se cuenta bailando y sintiendo el maracatu cada vez más profundo en el alma.

Las reuniones son divertidas, pero las reuniones con tantos reencuentros, con personas maravillosas nuevas a las que conocer, con mil besos por repartir y pies que no paran de danzar...son dignas del mejor de los brindis.

Disfrutar de la música, de la vida, de las personas, disfrutar con tan poco, con un instrumento en la mano, con una noche sin parar de bailar, con los buenos amigos, con los mejores maestros... disfrutar viéndote sonreír, escuchando tu timba o tu guitarra, tu voz...provocar tantos sentimientos en tan pocas horas, y ser feliz. Brindemos por ello, y a bailar...!!Y gracias siempre por hacer que este camino se engrandezca sin parar.


...y una vez más gato nocturno que bailas entre tejados y llevas el reflejo de la luna en tus ojos, deja que hoy observe las estrellas que me guían en el fondo de tu mirar...regálame esta noche que no parece tener final...



Besos,

lunes, 2 de enero de 2012

Próspero andar nuevo


Otro año más. No, no, no...no hemos conseguido salir de la crisis, y eso que decían que para el 2010 acabaría, vamos ya por 2012, no sabemos si acabará antes la crisis o el mundo. No, no, no...yo también creo que es otro fin del mundo más que se sumará a todos los que ya hemos pasado, de esos que advierten cada vez que hay un eclipse total, o llegamos al 11 del 11 del 2011. No, no, no...no puedo creerme aún que tengamos un gobierno de derechas...ese que decía que no iba a recortar nada, y que lo único que va a dejar intacto será sus propios sueldos. A ver si al menos, nos sirve para luchar más por nuestros derechos y conseguir de una vez en este año lo que se merece el pueblo desde hace tiempo...dignidad y respeto.

No, no, no..no pienso seguir repasando lo que nos deja el 2011, que ya hacen bastantes zapping en los telediarios, ni numerando lo que traerá el 2012 o dejará atrás. No, no, no...no planear es en lo que pienso ahora, no pensar, sólo actuar...levantarme mañana sonriendo sin querer saber por qué, y vivir el día, y pasado igual, y que cada uno sea un regalo. Que al final del mes piense en volver a regalarme otro mes aun mejor, y que cuando pase otro año...lo único que desee sea volver a dibujar el calendario anual más sonriente del planeta, y venderlos a dos sonrisas la unidad, y contagiar esto hasta salir a la galaxia, que seguro que encontraremos otro planeta por ahí, en crisis, y falto de sonrisas.

Y recostada en el sofá, olvidando los pequeños dolores y con el feliz de mi perro relajado mirando como se ha ido el 2011 por la puerta, sueño con sentir la sonrisa en mi cara incluso antes de abrir los ojos y echar a andar por este 2012.


No, no, no...a mi no habrá quien me pare.




Besos,