viernes, 23 de diciembre de 2011

Andar por casa



Paso a paso. Así va la vida siempre, está repleta de pequeños pasos, ahí es donde se saborea el día a día, los mejores momentos, las pequeñas cosas, las que nos mantienen vivos.

Mi casa está repleta de pequeños pasos, de pequeños rinconcitos cálidos, de una sartén pequeñita para mis tortillas, de una tele chiquita para ver solo lo justo, un pequeño sofá con un gran hueco que compartir contigo. Tengo miles de pequeños escalones que me llevan a soñar entre luces color violeta, que me llevan a las nubes y a inventar, imaginar, vivir...

Y es que la vida va paso a paso, y ahora la mía ha pisado por primera vez el umbral de mi casa, de mi independencia. Que es una tontería aquello de pisar primero con el derecho para atraer suerte, que la suerte viene y va, y vuelve a volver, y pisando con ambos pies por todos lados te tropiezas con ella más a menudo que sin moverte, así que...

...salgamos a bailar a la pista del mundo que hoy es mi terraza, celebremos el hoy, ven a sentir cada segundo y volemos al girar mientras nos miran las nubes. Sonríe y siente cada pisada con la intensidad con la que las describo, pues mañana no se sabe qué suelo nos tocará trotar.



Besos,

lunes, 5 de diciembre de 2011

Pasillo comunitario: Salamanca



El pasillo comunitario es ese donde te cruzas con cualquier tipo de persona, desde el vecino de toda la vida, el de dos casas más abajo, o aquel chico que te encuentras en el bus, que habla por teléfono en un idioma que intentas descifrar mientras piensas como ha venido a parar a tu línea del bus urbano, y en qué idioma soñará cada día. Todos tenemos nuestros propios caminos en la vida, cruzamos unas puertas u otras, pero al final, siempre acabamos cruzando el pasillo comunitario.

Por eso creo un gran pasillo comunitario, para poder viajar a través de los ojos de todo el que esté dispuesto a cruzarse conmigo. Y para empezar voy a volar a Salamanca, aunque estos viajeros fueron en coche, que no es tan rápido, pero da para escuchar unas cuantas canciones más en la radio.

Que los grados caen conforme te acercas a Salamanca es un hecho que casi no hace falta preguntar, lo que es divertido imaginar es la postal al caminar por sus calles sin ver más allá de 10 metros por la niebla, sentir a la gente alrededor en las puertas de los garitos heavys que por allí abundan pero sin distinguirlos bien entre tanta nube, y sentir también el frío bien calado en los huesos.

Que aunque no se me de nada bien la geografía, ya sé situar el río Tormes, y algunos se han traído los zapatos mojados en su agua. Que hay una plaza maravillosa de la que no sé el nombre, pero que tiene la universidad con unas de las mejores vistas, de esas para estudiar poco y soñar sin parar.

Que el farinato tiene un nombre poco raro, pero al parecer sabe bastante bien, mejor que suena; y las tortillas de patatas...pueden convertirse en mil recetas diferentes con solo partirlas por la mitad y rellenarlas con imaginación.

Y al final, viajar, descubrir o saborear, es fácil como compartir una amistad de lejos, y acercarla cuando la oportunidad se presente. Es fácil disfrutar con poco, y luego convertirlo en algo grande, como compartir con el vecino del pasillo las buenas cosas de la vida.

Gracias Ricardo, Carlos, por darme otro destino más al que viajar.




Señores viajeros espero que disfruten de mi forma de ver su camino. Déjenme soñar que viajo, seguid trayendo la tierra lejana bajo mis pies... 





Besos,



PD. Si quieres compartir tu viaje en el pasillo comunitario, sólo tienes que enviar tus pasos y contar que tal se pisa por esas tierras!

viernes, 25 de noviembre de 2011

Curvas peligrosas




Pues ya amaneció lloviendo y bastante gris el día, así que muy bien del todo se veía que no iba a acabar. Desde el domingo pasado, 20 de noviembre de 2011, el camino atraviesa un tramo de concentración de accidentes, y cada uno pensará lo que quiera, pero yo creo que va a subir el índice de topetazos de aquí a que sea efectiva la toma de posesión. Ojalá me equivoque y no acabemos peor de lo que estamos.

Y siempre me encanta disfrutar de cada paso, saborear la vida y ver el lado más cálido de cada instante, pero es hablar de política y todo se vuelve menos intenso, menos verdadero. La mentira se viste de gaviota esta vez, y nos sobrevuela a todos con más cara de buitre que de otra cosa.

Seguiremos buscando, hasta debajo de las piedras, de las que ahora más nos van a poner en el camino para tropezar; buscaremos la poca esperanza que quede, esperanza de la que no hace recortes en la enseñanza, de la que cuida al prójimo y no lo discrimina en cuanto flaquea un poco, de la que ayuda a soñar con un futuro de todos los colores, y tan llano y confortable como un valle repleto de flores.


Agarraos que vienen curvas...


Besos,

martes, 8 de noviembre de 2011

Ni si, ni no




La vida no es blanco y negro, hay muchos grises. Cerca de 256 tonalidades diferentes de grises según leí por ahí. Imagínate si me pongo a hablarte de colores. Tampoco todo es bueno o malo. Los hay malos que se vuelven bondadosos, buenos con mucha maldad, los que son buenos para mí, malos para él. El que es malo para todo el mundo, menos para sus vecinos. Ya decían, ni los buenos son tan buenos, ni los malos tan malos. Aunque seguro que hay alguno que no es bueno ni dormido. Y los lobos con piel de cordero están por todas partes. Tampoco todo es sí o no. Existen muchos quizases. A veces, demasiados.

Hoy no he visto el debate, estaba ocupada sanando un rato el alma con la música, que esa sí que es buena todo el tiempo. Bueno, quizás no, quizás si que haya alguna mala, pero procuro no dejarla entrar al alma. Lo que quiero decir, es que no todo es bipartito, ni bueno ni malo, ni blanco ni negro, ni Rajoy ni Rubalcaba.

Que hay más opciones en la vida, en la política, y yo elijo buscar la solución para que el futuro que viene no sea tan negro como parece que es a lo lejos, que por lo menos sea gris, y ya lo iremos coloreando paso a paso.




Besos,

martes, 1 de noviembre de 2011

Hasta que la muerte nos separe...del camino




Nada es para siempre. Aunque luego le llaman el descanso eterno. El camino siempre acaba, por eso, lo interesante está en cada paso, no en el final. Porque no hay nada.

La noche de los santos difuntos, el día de todos los santos, la noche de halloween, el puente de los muertos, que lo llaman en mi pueblo. La gente llora a sus familiares, a sus seres queridos, y a sus difuntos, a secas. Van a pasear al cementerio, porque es lo que se hace en estos días, de toda la vida.

Todos acabamos nuestro camino. Mueren las buenas personas, y las malas. Incluso tienen quien les siga llorando. Paradojas de la vida, o la muerte, que quien te recuerde tras tu partida sea quien más heriste en vida. Vidas plenas vividas y que recordarán los que llevan tu legado. Vidas cortadas de raíz por cosas de la vida, o de la muerte. Ángeles que soñamos que sigan en el cielo, cuidándonos. Almas que se olvidan pronto y se convierten en un nombre en el cementerio con flores marchitas. Almas que vagarán en nuestras mentes hasta el último de nuestros días.

La otra visión de estos días, la fiesta en el disco pub, en el bar de más allá, en la nave de aquel vecino. Disfrázate y te invitamos a un chupito ensangrentado y alcoholizado. Las calabazas garabateadas con ojos de risa, más que de miedo, el truco o trato que los niños hoy pedían casa por casa. Me pregunto si alguien les habrá contestado truco, si tenían pensada esa parte del juego o solo buscaban el premio. Me pregunto si de verdad esperaban a las familias con la bandeja preparada llena de golosinas con formas fantasmales o galletas a lo draculines, como en las pelis americanas. Parecido a cuando se pedía el aguinaldo y te pagaban con mantecados. El negocio de las fiestas.

Las preguntas que siempre estarán ahí, la curiosidad por saber más de lo que nuestros ojos pueden ver. El morbo en lo desconocido, la duda existencial, los que escuchan las voces del más allá, también los que no escuchan nada, pero ven el negocio en la credulidad de los más vulnerables.


La vida, nuestro camino. Vivir, disfrutar, sentir… hacer cada paso interesante, inolvidable, bonito. Pues al fin y al cabo, no saldremos vivos.



Besos,

lunes, 24 de octubre de 2011

Dancing with the moon



Anoche soñé que me tenían que operar el corazón de urgencia, pues decían que iba 24 segundos descompasado del resto de los corazones. Perdóname corazón por intentar hacerte ir al ritmo de los demás. Perdonadme pies, cuando no os lleve a andar.

Abrir, la ventana y el corazón. Mirar, al cielo ya oscurecido y en mi cabeza. Bailar, con la luna y con el mañana; y sudar, bailando e imaginando, de placer. Que la realidad a veces parece de todo, menos real. Y en este circo en que vivimos, en el que los payasos en ocasiones no son tan divertidos, y casi todo el mundo sabe hacer malabares para no caer sin red, no pienso parar de danzar por la cuerda floja, de sentir descompasada del resto, y así poder contarte algo diferente, y que sientas como sólo tú sientes, y que mañana sepamos sobrevivir.


Y cuando menos te lo esperes, me levantaré, me soltaré la melena y con los ojos pintados de negro azabache, con todo el esqueleto y la música en la piel, andaré hasta ti, te sacaré a bailar, y entonces los dos bailaremos con la luna...



Besos,

viernes, 14 de octubre de 2011

Todos a la vez, a caminar



Hace unos minutos, encendía el ordenador otro rato más antes de dormir, con idea de llenar una entrada con las palabras y pensamientos que vueltas me daban en la cabeza. Hace unas horas, paseaba con mis perros buscando relax y preguntándome donde andará el frío de octubre, el que el año pasado por estas fechas ya apretaba, cuando volvíamos de Zaragoza de disfrutar de otro de esos viajes para recordar siempre.

Hace un año, días después de volver de Zaragoza, paseé por mi pueblo, por el parque, y andando pisé el tronco cortado de algún árbol que vivió por ahí durante lo que parece fue, bastante tiempo. Hace un año no había nadie acampado en la puerta del Sol. Tampoco hace un año había manifestaciones multitudinarias en Grecia, o Francia, tampoco había nadie manifestándose en Wall Street, el corazón del capitalismo.

Hoy, 14 de Octubre, es la víspera de lo que será otro día para recordar en la historia de muchas personas alrededor de todo el mundo perteneciente a una lucha que lleva creciendo meses. Mañana, más de 900 convocatorias repartidas por países de todo el planeta pedirán una democracia real, la igualdad que todos tenemos por derecho, pedirán el fin de los engaños, el fin de la opresión que sufre masivamente la sociedad, el fin de la manipulación de la verdad.

Hace un año, no podría haber imaginado escribir hoy estas palabras, tampoco habría imaginado que podría ver lo que mañana se representará en millones de personas alrededor de todo el mundo: la lucha por un futuro digno, por derechos para todos y por una democracia que hasta hoy día no ha sido real. Porque todos tenemos que formar parte del 15O en mayor o menor medida, por un futuro que no nos dejan construir, pero que conseguiremos con las armas que ellos no sabrán usar nunca, la verdad y la igualdad de todos los que pisan este mundo.

Que hayan cortado de raíz nuestros derechos, no quiere decir que no podamos volver a sembrarlos de manera mejor para que crezcan sanos y fuertes, y poder caminar hacia un futuro real.



Besos,

lunes, 3 de octubre de 2011

Cada paso de baile


Y a veces sin entender, las palabras extranjeras que el subconsciente va asimilando me van cantando y contando lo que de verdad el corazón siente...

Que voy a aprovechar, estos momentos en la cima de la montaña rusa del sentir, que van y vienen igual que las lágrimas o el sufrir...para escribir, que andar es divertido pero danzar...a veces hasta la vida te da. Que es divertido esto de los pareados y eso que en 200 kilómetros ni uno he preparado...

He dejado la mente volar, he visto a la luna sonreír una noche más, y he sentido que el cansancio de mis piernas más alegría me da, que el ritmo la vida alegra y las heridas del corazón a ratos cierra, que terapias hay miles pero la música y la danza regeneran lo que no puedes llegar a imaginar.

Hablar con los brazos, las piernas, las manos...con el corazón, hablar con el corazón es sentir que todo lo que se hace es bonito, y que el trabajo cada día, además de bonito se convierte en valioso, y crecer hasta alcanzar la luna...

El sufrimiento es opcional, el dolor inevitable...pero el sufrir hoy no entra en mis planes, y quiero sentir la fuerza en cada paso de baile.



Besos,


martes, 27 de septiembre de 2011

Alors on danse



A veces el camino que parece te lleva por las mismas calles de cada día, empieza a cruzar continentes y países, y te transporta por unos días hasta Guinea Conakry, nada más y nada menos. A tan sólo 80 km, pude aprender, sentir África, la dulzura y a la misma vez fuerza de las raíces de la tierra, descubrir nuevos instrumentos, y ser un poco más sabia.

Que la música no tiene límites físicos ni místicos, que sólo hay que escuchar, danzar...y sentirte en paz. Y los ritmos africanos son mejor medicina para el dolor que el ibuprofeno.

Aboubakar Syla nació en 1982 en Guinea Conakry, población de etnia Soussou, y desde los 5 años lleva creando música y tocando instrumentos como el Kamalengoni, bolón, Kalimba o Djembe como si fuesen una parte más de su cuerpo. Y gracias a los caminos que la vida nos da a cada uno llegó hasta Córdoba durante unos días para que pudiésemos aprender, disfrutar, bailar, y caminar por sendas que si no fuese por él sería difícil descubrir.

Gracias a su música y su voz, apetece danzar más que andar...y usar los pies para acompañar la melodía del camino.


Besos,


jueves, 22 de septiembre de 2011

Los pies en la tierra, la mirada en la Luna


La mirada en la luna, que hoy ya no es luna, que se ha vuelto sonrisa. Y mientras más la miro de reojo de camino a la cama, más sonrisa es, mientras pienso, y pienso, caigo en todas las lunas que hay alrededor cuando menos estrellas me enseña el trozo de cielo que tengo justo encima. Y es que 160 km casi a diario dan para pensar, y para mirar la sonrisa, que también es luna y brilla, y no escribir después de tantos kilómetros hasta difícil es, porque brotan las palabras cuando menos se quiere pensar. Pero pienso, y siento, y sentir es vivir, y pisar la tierra es andar, y viviendo y andando es como puedo seguir escribiéndoos palabras sin sentido y con amor, y sonreír, es volar, como la luna hoy..

Y como la luna sonreiré, y a veces me volveré nueva y no me veréis pero estaré presente, y cuando brille me mostraré llena y radiante, y a veces menguaré, pero para volver a crecer...

Y buscaré mil modos de seguir en pie...siempre



Besos,

lunes, 12 de septiembre de 2011

Mis caminos



Mis caminos...van a todos lados, a cualquier rincón perdido del mundo, a cualquier esquina en cada ciudad del planeta, a cualquier recoveco en todos y cada uno de mis sueños...que no dejan de cumplirse.

Un vuelo Sevilla-Zaragoza: unos 25 euros; un vuelo a Italia: un regalazo, y caminar por suelo Italiano...un sueño que sale de mis noches y pasa a formar parte de esta realidad. Compartir días de música con Bandao gracias a Samba da Praça: Más sonrisas y sabiduría que escribir. Descubrir rincones con encanto propios del medievo: el mejor regalo de despedida. Casi perder un avión de regreso: el final de película (de comedia casi trágica).

Vivir una semana en Zaragoza: El relax más ajetreado, la tranquilidad más intensa, lo indescriptible que mejor se puede explicar; Compartir una vez más la música, la samba y el circo, los malabares y el teatro con los mañicos y los de Territorio Detroit: Una dulce sorpresa más del viaje.

Cumplir 24 años: fiestas en todas partes del globo, personas maravillosas cerca y lejos a la vez dándome amor, miles de regalos!

Vacaciones: una semana para compartir el sur, para no perder el norte. Pisar Córdoba de nuevo: seguir celebrando, explorar antiguos rincones, el calor.... Caminar hasta Granada: subir hasta el mismo sol, bailar con la luna y dibujarlo todo de colores.

Y volver, y sentirte cada día más vivo, y disfrutar de lo vivido y soñar con vivir aún más. Contar los kilómetros, y los pueblos pasados, y la gente que vive en ellos: que los de tembleque son temblequeños, los de archidona, archidonitas, los de benamejí son los benamejicenses, los de guarromán guarromanenses y los de calatayud los bilbilitanos, los de teruel, turolenses, y yo...yo soy feliz.

Volver a la rutina y que no sea otra cosa que una sorpresa cada día...y que me regalen mi primera publicación, unos pocos de mis muchos caminos, los que escribo porque vosotros me los regaláis, todos y cada uno de los que tengo cerca, todos los que siento aquí al lado, y de los que me dan la vida...

Todo esto que podría contar con mil párrafos más, también puede escribirse con mucho menos: GRACIAS

Porque ando los caminos que me abrís, porque os cuento lo que vosotros me regaláis...y es que soy como soy porque me habéis construido entre todos así...




Besos,

martes, 16 de agosto de 2011

La provincia más bonita de Aragón es..



César Augusto, Caesaraugusta, Cesaracosta, Saraqusta, Çaragoça...Zaragoza. La provincia más bonita de Aragón es Zaragoza, que me perdonen los de Teruel, que sé que existen aunque no los haya visitado aun, y los de Huesca que no se enfaden, que hay que saber tener buen perder.

La provincia más sabrosa, el arroz más rico el tuyo, las borrajas, las patatas del calamar bravo...de Zaragoza. El Pilar, su plaza, la torre de La Seo, la muralla, la señora Agustina de aragón en la plaza del portillo, sus sitios, los sitios de Zaragoza. Ciudad de heroínas, de mujeres fuertes que la sostuvieron en sus brazos en aquellos tiempos. Ciudad fuerte, bella...paredes dañadas por la guerra, historias en cada esquina..

Jodo co! menudas expresiones que tienen pues! La gorda sería no poder disfrutarlas maños!

La luz del día, del sol caluroso, el aire que no es aire, que es cierzo; los truenos, relámpagos, tormentas, y el sol otra vez, y la calor y el frío y estar a gusto siempre.

La gente, los amigos, los nuevos conocidos, los que quedan por conocer, nuestros paseos, la música; el placer...de preparar la vuelta cuando acabo de volver, de sentirte cerca aunque en kilómetros no lo estés, de querer..




Y las mejores historias, las que podremos inventar en este maravilloso camino que no dejamos de pintar..



Besos,

viernes, 5 de agosto de 2011

La bola del mundo



Unos ochenta kilómetros más sumados al cuentakilómetros de mis 23 (casi 24) años me dan cuatro ideas, cuatro frases que me llevan a regalaros otra noche más pensamientos, palabras, sueños y razones de esta vida mía. Esta vida mía que comparto contigo, con aquel y con todo el que se cruza en mi camino, que al final puede ser cualquiera, que tarde o temprano, todos acabamos conectados, pues este mundo es un pañuelo, se dice.

Y lo bonito de no conocerte de nada y que estemos conectados es que en algún momento me regalarás algo, un instante, una idea, enseñanzas...y así, vamos forjando nuestro destino, que nada está escrito, que el camino lo vamos pintando nosotros con las pinturas que nos traen los demás, y que habrá tantas pisadas como colores, y tantos colores como sentimientos...

Y gracias a tus enseñanzas hoy soy mejor persona, gracias a aquellas sonrisas hoy me siento algo más feliz, y gracias a tu esfuerzo hoy esto es más fácil para mí, y gracias a su lucha hoy me siento orgullosa de aquel que hoy no conozco pero tanto me pudo llegar a mostrar.

Que al final, el mundo gira y gira, y tiene tantos senderos como personas, sentimientos diferentes; y lo más divertido de tanta diversidad, es no saber el qué vendrá mañana. Que esto es lo que nos hace andar, y buscar, y soñar...y aprender, ser más sabios cada día, y más curiosos..

Que no soy capaz de escribir palabras sin al final ser agradecida en esta vida, que hay caminos más duros y otros más cómodos en este mundo, y que tanta sabiduría que voy encontrando en las personas de mi camino, hace que a cada paso que de os esté agradecidos a todos los que habéis hecho que este camino no duela, sino que aliente a andar y no parar, a aprender de todos y cada uno de vosotros, a sentiros y a regalar el amor que se puede recoger en la senda.

Que soy todo amor gracias al vuestro, que soy sonrisas cuando me sonreís, que soy inteligente por vuestra sabiduría y que soy el cielo en el que habéis colocado vuestra luz...
..y eso en la vida no se puede pagar con nada, que no sea como mínimo igual de bonito que lo que dejáis en mi camino.



Besos,

miércoles, 27 de julio de 2011

Hasta Burgos llegué



Que ya me vuelven a brotar las palabras como emana el agua en un manantial. Que empieza a sonar la música, que vuelven a sentirse los sueños. Que los pies no paran de andar y no hay quien los canse, y cada vez conseguiré llegar más lejos con ellos, tanto como conseguir llegar a Burgos como si hubiese echado un paseo hasta la vuelta de la esquina, a volver a encontrarnos..

Que en Aranda de Duero hace frío sólo si tú no quieres calentarte los pies danzando, sintiendo una vez más los ritmos brasileños salidos de infinidad de manos sabias, inexpertas, jóvenes, arrugadas, y de todos los lugares imaginables del mapa. Que puede gustarte o no el mojito, pero acabarás probándolo y endulzando las noches en un lugar con encanto. Que las sandías se vuelven vasos gigantes, los vasos de plástico ricas cenas y un pabellón deportivo un gran dormitorio, aunque esto cada vez parece más normal.

Que es posible seguir descubriendo grupos buenos, gente aún mejor, y también volver a disfrutar de los que siempre están ahí (y mil gracias por no faltar). Que no hay encuentro en el que las sonrisas no estén presentes, en el que no encuentres a viejos conocidos, y hagas amistades que algún día volverás a reencontrar al son de Brasil.

Que siempre es de agradecer que existan personas capaces de regalar reuniones, comidas, música y espectáculos en tantas partes del mundo, y que esta vez le regalo mi paseo al Ribera Samba que hizo que volviésemos a cruzarnos en la senda.




Y que no paren de cruzarse nuestros caminos, el tuyo y el mío, que no dejen de aparecer paradas para saborear, y volver a echar un paseo hacia los sueños...




Besos,

viernes, 15 de julio de 2011

En cualquier parte del mundo


Descubrirlos, no es difícil, sólo hay que andar, seguir al caminante
Ritmos que la vida te regala. A través de tus pies, de tus ojos, de tu sentir
Un instrumento tras otro, unos brazos, tantos rostros, tantas almas
Mis pies tras los tuyos, mis ojos viendo a través de ti, nuestro sentir..

La música es un momento, un sentimiento, un recuerdo...cada
Instrumento es un idioma, un grito de guerra, una declaración de
Fidelidad, una declaración de amor...
Enséñame cómo tú hablas, como luchas, como amas...





En Alemania, en España, Italia, en la China...da igual la tierra que pisar si aprendes, vives, sueñas, sientes, si regalas de esta manera tan intensa, que se pueda grabar hasta en palabras escritas, no hay imposibles..

..al fin y al cabo, siempre pensé que todos en este mundo podemos ser cualquier persona, que compartiendo un minuto, regalamos mil noches de sueños,y así voy yo..



...que no paro de soñar(te)..


Besos,

sábado, 9 de julio de 2011

Mis pies en nuestra Granada



Verde que te quiero verde, verde viento verde Granada, que yo te quiero verde. Verde sabroso al pesto. Verde que impregnaste la ciudad de una punta a otra, verde que coloreabas las camisetas sudadas de los percusionistas de todas partes reunidos una vez más para volver a sentir..

Negro azabache de la noche, negro adornado por antorchas en apagones, negro iluminado por el fuego del horno de leña. Negro cielo nocturno testigo de la sabiduría de los maestros, de los ritmos brotados de sus manos, su sentimiento, su conocimiento.

Rojo gazpacho, rojo el color de aquel vino, rojo caluroso cercano a los 40º. Rojo pasión, la mía, la tuya, la nuestra...la de todos, la de cada alma con un instrumento en la mano.

Azul cielo de estas tardes veraniegas y granadinas, azul cristal en el agua de la piscina, azul mi pulsera junto a la verde tuya, azul el agua que caía del cielo de los Sambiosis...

Morado, blanco, gris, rosas, marrones, azules, verdes miles, mezclas de colores sonoros, arco iris de sentimientos, de vivencias y más ritmos, en Granada, en Axé Brasil. En todos y cada uno de los que vinieron de muy cerca, de muy lejos, en persona o desde la distancia, desde la iniciación o desde la sabiduría de la música, de la convivencia, de la generosidad y la entrega de tantas cosas los unos a los otros. Paleta de colores que vuelve a dibujar en mi camino más días de samba y momentos intensos sin final.




Y tantos instantes tan coloridos que no se pueden ni contar, que el negro al final no es ningún color, el naranja el tuyo, y el mío...el de tus ojos.



Besos,

viernes, 24 de junio de 2011

Mis pies en tu Zaragoza



Querido amigo, el mundo está lleno de caminos que le dan la vuelta por mil lugares diferentes, por cientos de paisajes distintos, infinidad de sensaciones provocadas a lo largo de ellos. Por eso, aunque nuestra alma sea infinita nuestro tiempo por desgracia no, y en ocasiones podemos sentir casi como vivido lo que algún alma viajante viene y nos cuenta. Hoy quiero ser tu alma viajante, quiero contarte, que cierres los ojos y sientas, vivas a través de mis palabras lo que vengo de andar.

Decirte que viajar unos 730 kilómetros lleva unas ocho horas, casi lo que durmieron algunos durante todo el fin de semana. Que cruzar el cartel que recibe con un: Bienvenido a la provincia de Zaragoza, se merece luces entre coches e intermitentes de emergencia, y varias sonrisas de emoción. Que perderse al llegar a Zaragoza es tan fácil como de repente encontrar a la vuelta de la esquina el comienzo de algo muy bonito.

Si conocieses a los Tabernícolas, ya sabrías que el viernes noche explotó en un parquecito, la música sin límites, el bizarrismo incontrolado, los coros del público y los bailes sin fin. Que no tiene final su música, ni las sonrisas que regalaron a todo aquel que por fin iba llegando a lo que ya estaba comenzando.

Para que sientas los ritmos querido, tanto como lo sintieron más de 200 percusionistas enamorados de la samba, te diré que solo hace falta un surdo, una timba, un repique, una caja, a Crá Rosa delante de todos, al sol zaragozano detrás dibujando tatuajes solares en las pieles, el agua en las manos de los que nos cuidaban a todas horas, la danza en los pies de Vanesa Aguilar, y la música, en todos y cada uno de nosotros.

Te puedo contar, que aunque no te conozca de nada, que aunque no hablemos el mismo idioma, el sentimiento brasileiro se apoderará de tu ser cuando te cuente que Estrela do Sul, Samba da Praça, Sambiosis, hicieron bailar a todo asistente en el parque del río Ebro, entonces todo aquel alma que andaba cerca de allí se volvió un poco más afrobrasileña. Y que sepas, que si no tienes instrumento para sacar el percusionista que hay en ti, no es necesario si dejas que Cía. Trío Bombo y Tambor, además de samba, te regale la mejor energía que puedas ver en un espectáculo.

Y pensar que, en este fin de semana, tras un secuestro multitudinario a punta de pistola, la gente acabó llorando...de la risa. No puede ser que el mundo aún siga sin ser Secuestrados por Teatro Indigesto.

Decirte que una sola persona, con una sola cámara, puede registrar en 3 días, cientos de gigas de vídeos, miles de recuerdos que regalar, millones de sonrisas, y una eternidad de momentos con los pelos de punta. Que la comida menos consistente puede ser la más divertida, el despertador de estos días el único que levante a cientos bailando y riendo, el sofá más pequeño el que recoja a más gente, el camión de carga el mejor de los catering, los vasos de plástico los más exitosos y los broches de fieltro regalados, los más adorables; los abrazos en la noche los que más calor dan al alma, las improvisaciones musicales las más divertidas, y los sueños compartidos los que nunca se olvidan.

Querido amigo, tú que este año no pudiste vivir el Sámbese quien pueda 2011, que no pudiste querer a Samba da Praça y agradecerle todo lo que consiguieron hacer por tantas personas con tan poco, te regalo estas palabras, este trozo de mi camino, para que el año que viene, en lugar de vivirlo a través de mi sentir, puedas contármelo en persona, en Zaragoza, con un instrumento en la mano, y una sonrisa eterna en la cara, como la que ya han conseguido dibujarme a mí.



Ay! Jose Luis...


Besos,

jueves, 9 de junio de 2011

Llévame a un lugar..



Tirarte al sofá, al suelo, aflojar los cordones, sacar los zapatos y pisar descalzo el suelo. El calor en la planta de los pies, en el corazón. Descansar sin dejar de ir a mil por hora...volar soñando.
Las pequeñas cosas son las que más fuerza nos acaban por dar. El día a día que vamos forjando, nadie nos lo quitará. Podrán intentar aquellos que no sienten su alma, callar la voz de todos los que la muestran al mundo...no lo conseguirán. Intentarán cortar la comunicación de las personas, pero sólo lograrán que se escuchen voces en el planeta entero. No digáis que lo dejen ya, esto solo será el principio de algo bonito de verdad. 

Me encanta el zumo natural por la mañana temprano, la música y la samba, esos abrazos, me gusta tanto leer algo nuevo cada día, aprender de ti, de aquel, de todo el que me rodea. Me encanta ser capaz de hacer que sonrías, me hace tan feliz ver flores, buena voluntad y paz, decisión y argumentos firmes, enfrentando la violencia; me hace sentir genial saber que se puede luchar por algo mejor, y me resulta admirable aquel que se puso los zapatos y se sentó en la calle, para conseguirlo.



Por eso cada minuto que pase, por pequeño que sea, pienso saborear(te) tanto que conseguiré que esa esencia cale en mis huesos y de lo más pequeño pueda salir lo más grande...y no parar de andar.





Besos,

sábado, 28 de mayo de 2011

Pasos de indignación


Hoy no sólo hay pies en las calles. Hay miles de almas sentadas y acampadas en las plazas de gran parte de este país. Almas que han puesto el grito en el cielo a esta ridiculez de gobierno y de sistema democrático, por llamarlo de algún modo. Hoy es día de paz, de libertad, de lucha por la justicia e igualdad para todos. Ya está bien políticos y banqueros, de robarnos en nuestra cara, de manosear al pueblo al antojo de unos pocos que sois, ya está bien de represión y de intentar hacer oídos sordos a algo que puede escucharse a viva voz en cualquier calle del país a día de hoy: Democracia real ya!

No intentéis callar la voz del pueblo, no lo conseguiréis. No importa que abuséis de la violencia gratuitamente como si no hubiese personas delante de vosotros...estas os regalarán flores, esperanza y la visión de un futuro mejor para todos por igual.

Hoy más que nunca estos pies, y los de todos, hacen el camino...



(La revolución ha llegado)

martes, 24 de mayo de 2011

...como si fuera esta noche la última vez



En los pies, mucho polvo y uñas de lunares. En las rodillas, rodilleras o moratones varios (aunque sarna con gusto nunca pica). En los bolsillos, una maza y una baqueta de silicona, un lazo verde (o rosita), un mechero o algunas pegatinas..

En la cintura un cincho sujetando un surdo, un repique, una caja. En la espalda gotas de sudor (o auténticas cascadas). En los brazos músculos tensados tocando instrumentos, pinturas varias, tatuajes. En la barriga arroz y cerveza, helado de chocolate, mariposas. En el pecho el corazón lleno de sensaciones. En el cuello, masajes a la sombra de los árboles en la sobremesa. En los labios, ese sabor. En los ojos miles de miradas cruzándose, en la retina...miles de momentos guardados. En la mente, un fin de semana entero de sentir, vivir, tocar, encontrar, bailar...y no parar de recordar.

Y aunque lo bueno se haga esperar..., tras un magnífico Sambamemucho, un mes no es tanto, y volveremos en Zaragoza...Sámbese quien pueda!





En cualquier idioma, en cualquier lugar del mundo, alma apasionada, no dejes de sentir jamás, ni de soñar y buscar tus sueños, ni  mucho menos, de desear...




Besos,

martes, 17 de mayo de 2011

Caminando hasta...



A lo largo de la evolución del hombre, hemos pasado de crear fuego con piedras (y paciencia) a guardarnos el mechero ajeno tras pedir fuego (en un complot a nivel mundial diría yo); pasamos de vivir en cuevas naturales a chalet adosados (o pisos de 30 metros, más comúnmente). También hemos pasado de caminar descalzos, a tener todo tipo de zapatos, y aprendimos a construir caminos, conectando los núcleos principales (y no tan principales) de vida unos con otros, hasta llegar a lo que hoy conocemos como: si tiramos por la autovía son 80 kilómetros más, pero más rápido que por nacional...

Así hemos conseguido llegar de Córdoba a Cáceres en unas cuatro horas, con una red wifi que no perdía la señal ni siquiera en carretera, con tambores que llenan maleteros, con una tienda de campaña que es un palacio, con un camping con ducha caliente, con cerveza, con samba, con Don letts dj, con Costa de marfil, con Jamaica, con Dobet Gnahoré, con música las 24 horas (hasta en sueños), con tamborines como gorrillas, con plazas abarrotadas, con reencuentros, con sorpresas y Samborejo en el pasacalles de cierre, con Alberto, contigo, y con aquel; con más cerveza, con mandy y su inglés fluido, con punk, reggae, ska, flamenco, con blanco y negro, con nuevos temas, palmas y sonrisas...y la emoción en la piel durante otro fin de semana, con gotas de lluvia, con 28 grados, con sudor y con, un euro solo?...pues dame otra cerveza!

Y el camino que va también vuelve, y desde el punto de partida no sólo sale una senda, sino que hay cientos que van enlazando, y en los próximos días apuntan a la samba sin fin en Sevilla...

...así que ve guardándome un baile al anochecer, que no voy a dejar que duermas sin que antes me regales una sonrisa y un paseo sin final..





Besos,

lunes, 9 de mayo de 2011

Andar, andar...volar



Hoy no hay nada imposible. Mis pies han echado a andar pero mi alma corría más rápido, y he conquistado el mundo, ese mundo que vive dentro de mí, de ti y de aquel, que existe en mis sueños, que hay en tu mirada...y he conseguido caminar por el arco iris antes de que cayese una gota de lluvia, he invadido los colores de tu ser y los he mezclado en mi paleta, y he dibujado en el cielo el mañana...

Y aún, tengo mil instantes preparados para ti, mil sendas diferentes que llevan al infinito y te traen de vuelta a esta realidad. A esta, o a la realidad que te apetezca vivir, porque ayer abrí las puertas de la rutina y dejé escapar al trabajo, a los horarios, a las obligaciones, le pedí una tregua de unas horas que no acabasen nunca al tiempo, y me regaló el color de esos ojos,  el camino en mis pies y la pasión en el alma... Para vivir hoy como si no existiese mañana...

Así que ven, haz que disfrute mi último día hasta que mi alma grite extasiada que no quiere que llegue el final...





Besos,

jueves, 5 de mayo de 2011

Las botas que me traen y me llevan



Escribir 23 líneas de texto. Seleccionarlas y borrarlas. Empezar de nuevo, ahora un poco más lento y con otro tema más calmado. Volver a seleccionarlo y borrarlo. Apagar la luz, encender dos velas, una verde y otra blanca, cerrar los ojos y salir volando por la ventana que da al patio. Subir alto, cambiar de ciudades y empezar a descubrir imágenes.

Caras nuevas, caras muy antiguas. Es inquietante como en un sólo día, puedes conocer tanta gente nueva como recordar rostros viejos (en el tiempo, no en edad necesariamente), y todas las sensaciones que ello te provoca. Si ya vives esto durante algunos días seguidos, la cosa se vuelve más intensa por momentos.

Abrir los ojos y volver (momentáneamente) al sillón. Comprobar que lo que escribí con los ojos cerrados no tiene demasiadas faltas de ortografía. Percibir el olor a cera quemada, mirar la llama y cerrando los ojos volver a despegar.

Entender que podemos ser como queramos ser, en todo momento de nuestra vida, solo con ganas y esfuerzo. Descubrir que todos vamos cambiando, evolucionando, y que aprendemos de los demás y de uno mismo, que buscamos amor, calor, sonrisas y buenas sensaciones en los demás, sean conocidos de dos horas, o amigos desde los dos años. Razonar y ver con claridad en el interior de cada uno, que nadie se parece en nada a nosotros, que algunos llaman más o menos nuestro interés, pero que al fin y al cabo, todos nos atraemos con el fin de conocer lo raro y atractivo que existe en el interior de cada uno. Luego ya elegimos que parte de lo vivido guardar, para cuando la mente necesita volar en lugar de caminar.

Volver a abrir los ojos. Darme cuenta que escribir sin mirar a la pantalla cada vez se me da mejor...y que soñar es algo que no dejaré de hacer día a día, porque es parte del alimento del alma. De soñar, y de recordar, las sensaciones placenteras, los días de alegría, la lluvia que no molesta, el sol que no quema, los pensamientos positivos que borran los malos sueños.

Y como el camino sigue adelante, solo vuelvo la vista atrás para sonreír por lo vivido y planear, volver a volver a los sueños de esta senda. Saber que hoy he aprendido algo nuevo y que esto pasará día tras día, y que estaré agradecida a aquel que cruce mi camino para enseñarme algo en esta vida.

Y tanto que me costaba comenzar a escribir hoy, ahora no encuentro las palabras para acabar...será que no hay manera de dejar de volar, de regresar por la ventana y dejar la mente descansar. Por lo pronto soplo las velas, percibo su olor algo más, y empiezo a abandonar las letras para ir en busca de los sueños, otra vez.

Será quizás, que tu mirada no deja de alumbrar este camino que no acaba, que apetece recorrer, vivir...





Besos,

jueves, 28 de abril de 2011

Corriendo con el viento



Hay veces que necesito escribir aunque no sepa muy bien sobre qué hacerlo. Entonces, abro el reproductor de música, elijo una de mis 5 listas predeterminadas, y los dedos empiezan a moverse solos. Y ahí es cuando echo a caminar, y no hay quien me frene. Es fácil viajar sin ni siquiera levantarme de la cama, y tumbada con los cascos puestos estoy sobrevolando tu ciudad, así que si echas un vistazo por la ventana...

Si miras por la ventana quizás veas (a estas horas) nubes oscuras que tapan las estrellas, o quizás tengas todo un manto de pequeñas luces bajo el que soñar, y entonces tras leer estas líneas abandones el blog, cierres los ojos y dejes que tu imaginación eche a caminar a cualquier rincón del mundo apetecible para ti.

También en ocasiones es fácil viajar a cualquier lugar y sentirte como en casa. A mí me suele pasar, que piso lugares nuevos y todo se vuelve familiar, cálido, tranquilo y apetecible. Por eso, busco parte de mi camino en aquellos sitios donde nunca jamás pisé, para que así al verte por vez primera, pueda conocerte desde siempre.

Porque el día más duro puede ser el más reconfortante, o las lágrimas más vivas las menos sentidas, o el amor silencioso el más intenso...todo es tan relativo en este andar, que tienes en tu mano decidir el sendero que sigan tus pies, las barandas a las que se agarren tus manos, y las miradas que cruces en tu camino.

Y voy ya a buscar la almohada, que me espera  para volar hacía la isla donde guardo los más profundos sueños, sacaré alguno y disfrutaré mientras vienes en mi dirección por el camino...

..que cuando nos crucemos las miradas, querrás dar media vuelta y soñar, que nuestras manos entablen conversación, y nuestros pies una carrera desenfrenada.




Besos,

miércoles, 20 de abril de 2011

Me voy a andar



Y aunque llevemos el mismo calzado cada bota acabará en un país distinto, o en habitaciones distintas, o quizás todas juntas enterradas en sacos de dormir y pocas horas de sueño. Y es que cada uno desgasta las suelas de los zapatos de manera diferente.

Yo espero andar tanto, que de aquí a dos semanas me quede descalza, y de repente aparezcas en mi camino y me regales arena fina de playa por la que pasear sin necesidad de zapatos, o nubes por las que no haga falta apoyar los pies sobre el suelo.

Ay primavera, que haces que hierva la sangre y vuele la imaginación, sigue regalándome sueños que ya los intentaré cumplir yo...

Si te coges de mi mano, contigo yo subiré

Besos,

miércoles, 13 de abril de 2011

Menudas curvas



Hay trozos del camino que no tienen fotografía. Esos trozos son como el dolor, como el amor, como el miedo, no se ven, pero se sienten. Y menuda manera de sentir.

Hoy quizás esté cansada, pero fue porque ayer corrí a contracorriente y sentí el viento en mi piel, y también en la tuya, y en la de él, y pude ver tu bello de punta y la sonrisa reluciente en el rostro de aquella mujer, y el cansancio de hoy no es doloroso sino placentero.

Tan placentero que puedo saborear tu caramelo en el aire de mi atardecer, a través del cristal del coche. Tan placentero que puedo escuchar en susurros tres temas una y otra vez. Tan placentero que aprendí a ver colores en la oscuridad. Tan placentero que cada día se me da mejor desear, visualizar, y fantasear con aventuras que se acerquen tanto como tu piel a la mía.



Y es que estas ganas de sentir(te), no caben en tan solo unas líneas...




Besos,

viernes, 1 de abril de 2011

Cuesta arriba, cuesta abajo


Subir, muy alto y mirar alrededor, hacer una pequeña parada y seguir subiendo. Alcanzar la cumbre, y pensar...pues ya está, ¿increíble no? 23 años para esto...y ya está, era así de sencillo. Seguir aprendiendo. Respirar hondo, sentir colores, encontrar formas, pisar dolores, ver sin sentir y sentir sin ver. Tener mis raíces bajo mis pies, imaginar situaciones desconocidas e intentar sentir lo que otros sintieron en ese mismo lugar no hacen pocos años. Luego bajar, resistir a la pendiente, hacer fuerza y ver que el camino de vuelta era más bonito que el de ida, y saber que siempre habrá un camino que suba, y otro que baje, uno que suba, otro que baje, y otro que suba...y siempre estaré andando.

Y si vienes sólo por verme, te llevaré hasta las nubes...








PD: (Peñón de Peñarroya - Pueblonuevo, Córdoba. 775 m aprox.)

Besos,

miércoles, 30 de marzo de 2011

Reencuentros por el camino


Un abrazo calma más dolores que el ibuprofeno. Un beso relaja más que unas cuantas tilas. Por suerte, este fin de semana no me hizo falta ni una infusión, ni una pastilla.

Primer aterrizaje en Córdoba, dos mañicos bien bonitos, adorables, cargados de alegría, de reencuentros, de energía, ¡y menuda energía!, de mil abrazos por regalar, de ganas de vivir...porque la vida es solo para el que la vive, y gracias a ello se vive mejor.

Segundo aterrizaje, el de todos en la plaza de la Corredera, vuelo con retraso de horas y horas, no había manera de despegarse del asiento, aunque se podía explicar con los rayos de sol, la cerveza, las chanclas, la compañía, las flores de los balcones, el paso de las horas, los recuerdos, los planes de fin de semana, la brisa, las sonrisas.

Tercer aterrizaje, protagonizado por vida extraterrestre. Ya han llegado los Alienígenas a tierras cordobesas, dispuestos a conquistar mundo, y con ese disco, seguro que conquistan el universo entero, no dejéis nunca de escucharles y no pararéis de sonreír y sentiros como en una fiesta constante. Gracias por esos momentos del sábado noche, muy buenos!

Y con tanto volar, volaron las palomas, los aviones de ida y vuelta, las notas musicales al viento, el tiempo, las penas, el dinero, la cerveza y el ron. Volaron los pensamientos y las miradas, volaron los sentimientos. Lo que se quedó en tierra fue mi sonrisa, para intentar mantenerla ahí siempre que pueda, recordando todos los momentos que voy viviendo, que me vais regalando. Se quedaron también mis deseos, mis ganas de volver a volver, de inventar nuevos himnos, de reír hasta llorar, de compartir nuevas vivencias, de seguir aprendiendo...de quereros mucho y de dejarme querer, mis ganas de absorber lo bonito que cada uno saca de sí mismo. Ganas de volver a reírme de mi cuando me siento ridícula.

Gracias por este fin de semana, y que vengan muchos más, que me den para escribir miles de párrafos dedicándooslo.

Seguro que no os hace falta a más de uno abrir el enlace para saber qué tema es...

Besos,

lunes, 21 de marzo de 2011

Chanclas



La vida es un camino. Hay que andar, siempre adelante, andar y andar. Hay tierra, trozos de asfalto, hay empedrados y muchos baches. Hay bifurcaciones por las que perderse, y senderos que te traen de vuelta al camino. Hay cuestas arriba y cuestas en picado, y llanos para danzar...
Ya está aquí la primavera, llega en unas horas, y como dice un buen amigo, mientras lleve las chanclas será verano, así que yo mañana me quito los calcetines y no los vuelvo a sacar en una temporada, que el fresquito del agua pueda mojarme los dedos, que el césped me haga cosquillas y que se me pongan morenos los pies sentada en la corredera mil horas...rodeada de flores primaverales.

Y mañana voy a salir a la calle sonriendo, para desentonar con el mundo

Hoy un poquito de elbicho,

Besos,

miércoles, 9 de marzo de 2011

Pies pequeños, corazón grande


Ya va saliendo el verde primaveral, aunque caiga algún chaparrón rezagado que otro. Verde que te quiero verde, verde esperanza como la que tuvieron más de una mujer hace décadas para imaginar una sociedad como la que podemos disfrutar ahora, pensando por suerte que es lo normal. Esperanza que les dió fuerza para luchar por nuestros derechos, por ser iguales a los demás, por ser mujeres en la sociedad y no seres menores a nada ni nadie. Esperanza para luchar por el sufragio universal, por una igualdad que cada día es más latente en nuestro entorno, aunque aún queden cabezas mal pensantes que no quieran reconocer lo que es natural...ser iguales unos a otros y no despreciar a nadie por motivos de sexo, raza, o cualquier otra distinción que no sirva para nada bueno.

Felicidades a las mujeres del mundo, no solo el 8 de marzo, sino todos los días del año, felicidades a los hombres que nos quieren tal y como somos a cada una de nosotras, felicidades a las que defienden sus derechos y no dejan que las hagan sentir inferiores. Felicidades a cada ser de este planeta por existir, por tener un motivo por el que luchar día a día en este mundo de locos. Gracias a los que hacen que cada día florezcan más flores en el campo, y se mantengan vivas y sanas. Gracias a los que regalan felicidad sin esperar nada a cambio. Gracias a las flores que aparecen en el camino, que dan vida. Gracias a las flores que me rodean, a las rosas que dan color a mi camino.


Besos,


miércoles, 16 de febrero de 2011

De patas para arriba



Los dálmatas son una raza caracterizada principalmente por su piel cubierta de manchas, normalmente negras, aunque también existen dálmatas con las manchas color limón, marrón, o de otras combinaciones de colores, debido a fallos genéticos. Son animales de gran musculatura y resistencia, de tamaño medio y de pelaje corto, duro y denso.  Tienen pies redondos con dedos bien arqueados y las uñas blancas o del color de las manchas. La nariz es del mismo color de las manchas también y las orejas son blandas y afinadas hacia la punta, cayendo hacia delante. En un porcentaje elevado pueden nacer con problemas de sordera, total o parcial. Es una raza que requiere actividad, son veloces y energéticos.


Con el tiempo las manchas se le agrandan y aparecen otras nuevas



La presencia de cinco pares de músculos faciales adicionales, sobre todas las demás razas, da lugar a su típica sonrisa y demás expresiones exclusivas inherentes a su raza



Su seudónimo "El perro humano" se debe a su preferencia por la compañía de personas





Constantemente se mantienen mudando su pelo a diferencia de las demás razas que sólo lo hacen una vez al año (mis pantalones negros dan fe de ello)



Es la tercera raza de perro más inteligente; sus manchas faciales le atribuyen la peculiaridad de poseer una fisonomía única, no así en las demás razas. Se valen de muy elaborados ardiles para conseguir una atención constante (doy fe). Casi nunca ladra, solamente cuando es realmente necesario; tiene gran habilidad para reconocer a las personas, difícilmente olvida un rostro.



Os presento a Budy y Bety!, mis dos dálmatas. Ya era hora de presentarlos al mundo de los blog, y también de hacer una entrada subiendo un poco el objetivo a parte de los pies. El texto es de wikipedia, las fotos son las pruebas que corroboran aquello de que, son inteligentes, traman planes maquiavélicos con tal de conseguir un trocito de filete del plato (el mayor es un experto extorsionador, la pequeña tiene los ojos del gatito de shrek), etc. Lo que en las fotos no sale es lo cariñosos, fieles que son, y todo lo bueno que pueden llegar a darte con tan poco. La palabra es: maravilloso

Un beso,

sábado, 5 de febrero de 2011

"Que paren el mundo..."



Sol en la terraza, césped en el parque, un ciclón en Australia y nieve en Marruecos. Pies que caminan tranquilos cerca del mar, o en París, en la gran manzana, en Londres. Pies que huyen de tanques de guerra. Pies que hacen frente a la locura de mandamases venidos a más. Pies pequeños que saltan en la zona de juegos. Pies adultos que descansan lo andado. Carreras de segundos...paseos durante horas. Caminos incomprensibles, rutas más que estudiadas. Planes de futuro...o la incertidumbre de si poder seguir caminando mañana.


Este mundo a veces, no tiene ni pies...ni cabeza.


Besos,

sábado, 22 de enero de 2011

La moneda en el suelo



Cualquier cosa en este mundo, por más insignificante que sea, puede ser interpretada de mil formas diferentes. Por un lado, esta semana...

Se me ha salido un dedo del pie, me han dolido huesos varios de otras partes de mi anatomía. La anatomía de mi coche también se ha visto afectada (adiós radiador de la calefacción). Esa brisa invernal que entraba por los conductos (insuficientemente) cerrados de mi auto ha hecho que coja un resfriado que me ha permitido hacer las cosas justas, y me ha retenido cerca del brasero otras muchas tantas horas. He pasado más tiempo en compañía de problemas del sólido rígido y condensadores que de quien realmente da compañía día a día. La psoriasis ya es dueña de más partes de mi cuerpo que yo misma...

Por otro lado, esta semana...

He andando más de lo habitual como deseaba hacer desde hace tiempo. He cuidado partes de mi cuerpo más concienzudamente que en otro momento cualquiera de mi vida. Me he conseguido concentrar (por momentos) para calcular tensiones en cuerdas de poleas que antes ni siquiera entendía por qué colgaban de esa manera tan poco atractiva. He sonreído más que echado mocos (que ya es decir) viendo jugar juntos a mis perros, cerrando los libros antes de acostarme, viendo el final de esa película, hablando contigo, descubriendo cosas nuevas sin querer, soñando...

Al final siempre me gusta más ver la semana por el lado que da más alegrías que vueltas en la cabeza. Cuando paseéis por la calle, echad de vez en cuando la vista al suelo por si aparece una moneda, que a falta de mayores regalos, será la forma en que os quiero dejar una sonrisa en vuestros senderos.


Besos,

sábado, 8 de enero de 2011

Año nuevo, botas calzadas



Ya está aquí, un nuevo año para recorrer. Pensar y pensar durante los últimos meses del 2010 qué hacer para el nuevo año. Propósitos. Deseos...ilusiones, esperanzas, promesas por cumplir. Abrir un nuevo camino, imaginar la de bifurcaciones que saldrán día a día, porque nunca el camino seguirá el sendero que pretendemos o tenemos en mente, y en realidad es eso lo verdaderamente interesante. Qué aburrido sería saber qué es lo que vendrá mañana

Para empezar mi caminata en enero, me calzo las zapatillas más cómodas que tenga, y empiezo a saltar mientras sonrío, recordando los días tan apetitosos que me habéis hecho pasar, todos y cada uno de los que estáis leyendo esto. Gracias por esas tardes de risas, esos ratos de música de la buena, esas comidas-cenas-desayunos...esa gente nueva que va apareciendo en el camino, esos abrazos, esos besos, esos regalos y esos reencuentros que se van a repetir mucho.

Maños en Córdoba, Samba en Archidona, Lágrimas de alegría, Humo en las puertas, Cansancio que relaja, Sueños cumplidos...y una nueva senda que comienza. Bienvenidos al 2011, empezad a disfrutar de los momentos buenos, y a aprender de los menos buenos...y sobre todo a sonreír mucho, como siempre.

Y después de agradeceros como siempre...a caminar!


Besos,