martes, 24 de mayo de 2011

...como si fuera esta noche la última vez



En los pies, mucho polvo y uñas de lunares. En las rodillas, rodilleras o moratones varios (aunque sarna con gusto nunca pica). En los bolsillos, una maza y una baqueta de silicona, un lazo verde (o rosita), un mechero o algunas pegatinas..

En la cintura un cincho sujetando un surdo, un repique, una caja. En la espalda gotas de sudor (o auténticas cascadas). En los brazos músculos tensados tocando instrumentos, pinturas varias, tatuajes. En la barriga arroz y cerveza, helado de chocolate, mariposas. En el pecho el corazón lleno de sensaciones. En el cuello, masajes a la sombra de los árboles en la sobremesa. En los labios, ese sabor. En los ojos miles de miradas cruzándose, en la retina...miles de momentos guardados. En la mente, un fin de semana entero de sentir, vivir, tocar, encontrar, bailar...y no parar de recordar.

Y aunque lo bueno se haga esperar..., tras un magnífico Sambamemucho, un mes no es tanto, y volveremos en Zaragoza...Sámbese quien pueda!





En cualquier idioma, en cualquier lugar del mundo, alma apasionada, no dejes de sentir jamás, ni de soñar y buscar tus sueños, ni  mucho menos, de desear...




Besos,

No hay comentarios:

Publicar un comentario