sábado, 8 de enero de 2011

Año nuevo, botas calzadas



Ya está aquí, un nuevo año para recorrer. Pensar y pensar durante los últimos meses del 2010 qué hacer para el nuevo año. Propósitos. Deseos...ilusiones, esperanzas, promesas por cumplir. Abrir un nuevo camino, imaginar la de bifurcaciones que saldrán día a día, porque nunca el camino seguirá el sendero que pretendemos o tenemos en mente, y en realidad es eso lo verdaderamente interesante. Qué aburrido sería saber qué es lo que vendrá mañana

Para empezar mi caminata en enero, me calzo las zapatillas más cómodas que tenga, y empiezo a saltar mientras sonrío, recordando los días tan apetitosos que me habéis hecho pasar, todos y cada uno de los que estáis leyendo esto. Gracias por esas tardes de risas, esos ratos de música de la buena, esas comidas-cenas-desayunos...esa gente nueva que va apareciendo en el camino, esos abrazos, esos besos, esos regalos y esos reencuentros que se van a repetir mucho.

Maños en Córdoba, Samba en Archidona, Lágrimas de alegría, Humo en las puertas, Cansancio que relaja, Sueños cumplidos...y una nueva senda que comienza. Bienvenidos al 2011, empezad a disfrutar de los momentos buenos, y a aprender de los menos buenos...y sobre todo a sonreír mucho, como siempre.

Y después de agradeceros como siempre...a caminar!


Besos,

No hay comentarios:

Publicar un comentario