lunes, 24 de octubre de 2011

Dancing with the moon



Anoche soñé que me tenían que operar el corazón de urgencia, pues decían que iba 24 segundos descompasado del resto de los corazones. Perdóname corazón por intentar hacerte ir al ritmo de los demás. Perdonadme pies, cuando no os lleve a andar.

Abrir, la ventana y el corazón. Mirar, al cielo ya oscurecido y en mi cabeza. Bailar, con la luna y con el mañana; y sudar, bailando e imaginando, de placer. Que la realidad a veces parece de todo, menos real. Y en este circo en que vivimos, en el que los payasos en ocasiones no son tan divertidos, y casi todo el mundo sabe hacer malabares para no caer sin red, no pienso parar de danzar por la cuerda floja, de sentir descompasada del resto, y así poder contarte algo diferente, y que sientas como sólo tú sientes, y que mañana sepamos sobrevivir.


Y cuando menos te lo esperes, me levantaré, me soltaré la melena y con los ojos pintados de negro azabache, con todo el esqueleto y la música en la piel, andaré hasta ti, te sacaré a bailar, y entonces los dos bailaremos con la luna...



Besos,

No hay comentarios:

Publicar un comentario