miércoles, 7 de enero de 2015

No nos pararán

No me digas, que tú no has sufrido, que no has llorado a solas, o en medio de un millón de miradas. No me digas que no te has desbocado cual caballo salvaje con un horizonte infinito por recorrer delante de sus ojos, que has soñado que el cielo era tuyo...

Siempre que no entiendas, la parada que hice en mi camino, no estudies cada minuto que creas saber que he vivido, no inventes paradojas ni diagnostiques mis sinsentidos...solamente, intenta calzarte mis botas y sigue mi camino, quizás te sientes a descansar en los mismos pedruscos donde te digo...y entonces calles, y mires al horizonte con la misma mirada que impregna estas palabras que hoy dejo.

Vuelvo para ser, y renacer un día más tras mis palabras zarandeadas, para escribirte más intensa que nunca, y para agradecer cada segundo que me das y me quitas a la vez...vuelvo, una y otra vez, y aunque en alguna otra ocasión puede que me marche, siempre volveré. Hasta que la fuerza de mis sueños sea tan fuerte que escriba mi historia sobre piedra, que consiga una realidad donde construir nuevos sueños, y donde haya cabida al mejor y más placentero de los paseos.

No podrán nunca parar, el camino de un alma que lucha por la felicidad




Besos,

No hay comentarios:

Publicar un comentario