martes, 28 de septiembre de 2010

 


"Que me perdoe se eu insisto nesse tema,
mas não sei fazer poema ou canção
que fale de outra coisa
que não seja o amor..."


...y es que han sido cuatro días de amor. De amor a la música, amor a la amistad, a las nuevas compañías, a las sonrisas permanentes y los abrazos gratis. Amor a la percusión, al samba, al maracatú, amor a todo el que ama la expresión del ser humano a través de la música. Amor a los días infinitos, a las noches que se hacen cortas, a las tardes de relax y a las mañanas de aprendizaje. Amor a todo el que se deja enseñar y a todo el que quiere aprender. Días de mezclas de ciudades, países y continentes en un pequeño pueblecito, testigo de todo el amor que cientos de personas regalan. Amor a todo el que olvida el francés, el portugués, el español, el inglés...para entenderse a través de la percusión. Sentirse enamorado del color que luce en cada rincón, de la luz que brilla en cada instrumento, del sonido a Brasil...en Córdoba.


Es difícil escribir sobre Sambeando 2010 sin que el amor salga por cada una de sus letras...y todo el que asistió estará tan enamorado como yo.



Besos,

2 comentarios:

  1. Chicas os tomo prestada la fotografía, pero es que no encuentro otra mejor para mostrar lo a gusto que he caminado estos días.

    ResponderEliminar